Resource Center

Exención de Vacunas

En Colorado, las vacunas son un requisito de la ley para ingresar a la escuela y mantener a su hijo y a sus compañeros saludables. Cuando la mayoría de la gente de una comunidad está protegida mediante las vacunas, hay menos posibilidades de que las enfermedades la afecten. 

La mayoría de los estados, incluyendo Colorado, permiten a los padres elegir no vacunar a sus hijos por motivos médicos, religiosos o filosóficos y, aún así, asistir a la escuela. A menudo, los padres firman la exención por comodidad, porque a veces no tienen los registros de inmunización o las vacunas requieren de más de una visita al médico. Las inquietudes con respecto a la seguridad de las vacunas también pueden hacer que los padres rechacen la opción de vacunar. Elegir no vacunar debido a estas y otras razones no médicas conlleva un riesgo innecesario que no se compara con la gran cantidad de beneficios que las vacunas aportan.

Las vacunas se hacen con los más elevados estándares de seguridad. Se estudian ampliamente antes de recomendarlas para los niños y se les hace seguimiento continuo después de la recomendación. Ninguna intervención médica es 100% segura pero el riesgo de los efectos segundarios de las vacunas es muy pequeño con respecto a los beneficios de la prevención de enfermedades. Las enfermedades por las que nos vacunamos son reales y potencialmente peligrosas o mortales para su hijo.

Elegir no vacunarse o no vacunarse a tiempo hace que los niños estén en riesgo de enfermarse o que pongan en riesgo a los demás. Las vacunas son la mejor manera de proteger a los niños de las enfermedades que podrían causar complicaciones serias. 

Cuando están protegidos, están bien.

Comparte esta página con tus amigos

1. De:
2. Para:
3. Título:
4. Mensaje: